Mi paraíso, mi hogar.

Mi paraíso, mi hogar.
Foto hecha en: La Punta Del Hidalgo.

3 de marzo de 2014

Había llegado el momento.

Era una oscura y fría noche de invierno, en que ella una vez más estaba esperando la llegada de él. Una de las muchas llegadas que tenía que sufrir tantos días al mes, pero en su interior ella sentía que esa era e iba ser diferente. Y si, su presentimiento no la había traicionado, aquella noche no sintió la necesidad de correr a sus brazos al verlo entrar por la puerta, ella solamente cogió su bolso y con una leve sonrisa en la cara, volvió a repetir los pasos por lo que había venido, y se marcho, y tal vez se había equivocado, pero cuando hay algo dentro de ti que grita desesperadamente un NO, hay que tener lo suficiente para dejarlo todo e irse.