Mi paraíso, mi hogar.

Mi paraíso, mi hogar.
Foto hecha en: La Punta Del Hidalgo.

22 de junio de 2014

Todo era mejor cuando eramos desconocidos queriendose conocer.

Era bonito cuando las indirectas decían todo lo que nosotros no nos atrevimos a soltar, cuando eran ellas las encargadas de hacer mágico el momento.
Y es que cada día estoy más segura de que nada es eterno,  no lo somos ni uno mismo,  todo acaba, y mejor así,  porque cambiar esta bien,  pero cuando llevas una racha de cambios tienes ganas de encontrar algo que sea como lo que esperas, algo sencillo pero mágico (como ese mundo de las películas,  tal vez no tan perfecto pero algo así) algo que simplemente te haga feliz sin hacer algún esfuerzo para que eso siga adelante,  porque digan lo que digan todo aquello que te haga gastar mas fuerzas de las que te da no merece la pena, no merece la pena tenerlo ni un segundo más en tu vida. Y es que dicen que lo mejor llega a tu vida cuando no lo esperas, ¿pero cuanto dura esa espera?, quién sabe,  solamente nos queda sentarnos y esperar,  esperar y seguir soñando que esas indirectas que oímos algún día sean dichas con sinceridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario